Destinos Turísticos Inteligentes: oportunidad de eficiencia y de competitividad

La Jornada Virtual “Destinos turísticos inteligentes”, evento organizado por Diario SUR y Segittur que tuvo lugar el pasado jueves, día 24 de junio, y en el que tuvimos el gusto de participar, dejó un mensaje de profundo calado: los destinos inteligentes constituyen una oportunidad de eficiencia y de competitividad.

Sin duda, coincidimos en la idea de que, para Málaga, el momento actual es idóneo para afrontar este proceso de transición, debido al auge de las herramientas de extracción, monitorización y análisis de datos, al lanzamiento de aplicaciones que persiguen la eficiencia y la optimización de recursos, y a la clara intención de las administraciones municipales de trabajar conjuntamente en la puesta en marcha de políticas de innovación, dirigidas a la consolidación de un destino más amplio y unificado: el de la Provincia de Málaga.

En este sentido, tanto la Red DTI como Segittur, afirman llevar tiempo trazando distintas líneas de actuación, así como confeccionando un listado de tareas pendientes, de cara a la creación de destinos turísticos inteligentes. Bajo el amparo de conceptos como gobernanza, sostenibilidad, accesibilidad, tecnología e innovación, han conformado un manual de buenas prácticas al que, según declaran, son cada vez más quienes se están suscribiendo.

Bloque I: ¿qué aporta ser un destino turístico inteligente?

El primer bloque del evento, moderado por Manuel Castillo, Director de SUR, sentaba frente a frente a Fernando Valdés, Secretario de Estado de Turismo, y a Francisco de la Torre, Excelentísimo Alcalde de la ciudad de Málaga, para debatir sobre el aporte de los destinos turísticos inteligentes: beneficios, retos y proyectos de futuro, acompañados de reflexiones sobre el contexto actual de recuperación, con especial incidencia en el destino Málaga, ciudad recientemente declarada Capital Europea del Turismo Inteligente.

Fernando Valdés ponía el foco sobre tres aspectos claves de los destinos inteligentes: gobernanza, que permita coordinar a un, cada vez mayor, número de actores que contribuyen, directa e indirectamente, a la oferta turística y a la mejora de la calidad de la experiencia de los visitantes, innovación y tecnología, insistiendo en la “necesidad de una buena comunicación entre el turismo, la tecnología y la inteligencia turística

“Un destino turístico inteligente es una metodología reconocida, contrastada, que junto con un análisis y plan de acción, hace que un destino gane competitividad”

Fernando Valdés, Secretario de Estado de Turismo

Por su parte, Francisco de la Torre se refería a los destinos turísticos inteligentes como “sinónimos de garantía de calidad, tanto para sus habitantes, como para los turistas”, poniendo como ejemplo algunas de las acciones más recientes implementadas en Málaga y que han terminado desvelándose como de gran utilidad durante el último año. Entre ellas destacaba las aplicaciones asociadas al control de aforos, a la movilidad, o a principios de sostenibilidad, “muy afianzadas ya en muchos hoteles, en lo relativo a la optimización de recursos”.

El destino como servicio. Así se refería Valdés al destino inteligente, entendido como la gestión del complejo ecosistema que significa, para dar soluciones a un turista, cada vez más digital, y en busca de “singularizar su experiencia a través de lo digital: cómo, dónde y con quién va a ver el destino”. Hablaba de la importancia de agilizar la contratación de transportes y de aunar, desde las instituciones, la oferta cultural, haciendo mención al ejemplo de Málaga y a su “especialización de la oferta complementaria para posicionarse como producto cultural”. Para el Secretario de Estado de Turismo, “un destino turístico inteligente es una metodología reconocida, contrastada, que junto con un análisis y plan de acción, hace que un destino gane competitividad”.

Ambos ponentes aproximaban posturas, además, al hablar de la importancia de promover modelos de negocio basados en el dato. Administraciones, empresas públicas y entidades privadas generan millones de datos, lo que permite a empresas y destinos mejorar sus propuestas: “Saberlo todo del turista, de dónde viene, qué le gusta, si su comportamiento tiende a ser arriesgado o conservador, permite a las empresas mejorar el posicionamiento en un mercado con cada vez más actores, y ayuda a las organizaciones en la toma de decisiones y gestión de recursos limitados”, afirmaba Fernando Valdés.

En cuanto a los retos y proyectos futuros, De La Torre se ha propuesto “perfeccionar el marketing digital, sacar el máximo partido a la información extraída y apostar por nuevos mercados”. En esta línea, Valdés daba a conocer un innovador proyecto, al que se destinará una inversión de 130 millones de euros, “dirigido a consolidar las relaciones con el turista antes, durante y después de su estancia”. Se trata de una solución tecnológica que permitirá al turista diseñar experiencias personalizadas (antes), recibir sugerencias adaptadas a sus gustos (durante), y establecer mecanismos de comunicación para mantener el contacto con el viajero una vez abandone el destino (después).

Como no podía ser de otro modo, Manuel Castillo abordó también cuestiones relativas al panorama post COVID actual. Ambos invitados se mostraron positivos y prudentes a partes iguales, reconociendo que los datos arrojan cifras esperanzadoras, pero sin obviar la complicada posición en la que se encuentran todavía muchas empresas: “el turismo doméstico va a funcionar muy bien esta temporada, las visitas del mercado alemán representan un 80% respecto al año anterior y existen buenas perspectivas de otros mercados, como el nórdico”, explicó Fernando Valdés. Respecto al debate sobre la llegada de turistas procedentes del mercado británico, “llegarán cuando sus autoridades les dejen, hemos hecho lo que estaba en nuestra mano, trabajando como destino seguro, en un momento de control de la epidemia y con mecanismos para garantizar un turismo seguro, la entrada de turistas británicos dependerá de cómo evolucione la cepa” concluye.

Bloque II: Buenas prácticas de destinos inteligentes en Andalucía

Pedro Luis Gómez, Director de Publicaciones de SUR abrió esta mesa redonda, segundo bloque de la jornada, rompiendo una lanza a favor de la necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos, proponiendo el consenso entre entidades públicas y privadas en pro de un objetivo común: la digitalización.

Junto a él estuvieron Sandra Extremera, Concejala de Comercio y Desarrollo del Ayuntamiento de Torrox, Aida Blanes, Concejala de Turismo del Ayuntamiento de Torremolinos, Laura de Arce, Directora General de Turismo del Ayuntamiento de Marbella, y Antonio Díaz, Director General de Turismo Costa del Sol.

Mientras Sandra, encargada de aportar el, tan necesario, punto de vista de los destinos pequeños, explicaba cómo “de camino a Carratraca no puedo trabajar porque no hay cobertura, es necesario ofrecer estructura tecnológica al turista”, Aida, como representante de la cuna del turismo de la Costa del Sol, apostaba por ensalzar el patrimonio del municipio de “Torre de los Molinos”, a través de “la creación de acciones que permitan aumentar su oferta con otros muchos productos que el destino puede ofrecer”, y volvía a hacer un guiño a la ya mencionada falta de integración ente municipios, defendiendo que “tenemos que utilizar herramientas tecnológicas comunes, que permitan a los turistas moverse en nuestra provincia”.

Muy esperada, también, la aportación de Antonio Díaz, que recordaba que “la Costa del Sol tiene un turismo muy consolidado que, ante las dificultades, debe abrirse a nuevos mercados”. Subrayaba la importancia de “incorporar a su oferta productos complementarios que conforman nuestra personalidad”, y proseguía apuntando que “patrimonio, naturaleza, o gastronomía, son elementos diferenciadores que, junto a las posibilidades de segmentación y de personalización que posibilita el big data, aportan al viajero un amplio abanico de actividades para hacer, ajustadas a sus preferencias y necesidades”.

Por último, Laura de Arce se refería también a la importancia de ir un poco más allá del turismo de sol y playa, gastronómico, de naturaleza o nómada, ensalzando la oferta complementaria como elemento enriquecedor del destino, y añadiendo una nueva variable a la fórmula, la comunicación, “para que los players se lo crean”. Además, se sumaba también a la idea de que “todos tenemos mucho avanzado, pero falta la intercomunicación entre diputaciones”.

El debate con el que se ponía fin a este segundo bloque dejaba diversas aportaciones de gran valor, siempre ligadas a la idea de la promoción turística desde el punto de vista interprovincial, uniendo recursos para mejorar la percepción del destino Provincia de Málaga, y sirviéndose de la tecnología y de datos más targetizados. Todos/as coincidían en que, superado lo peor de la pandemia, el turismo volverá, pero no se cierran, tras lo aprendido, a hacer las cosas de manera diferente.

Bloque III: Oportunidades para las empresas en los destinos inteligentes

Tras una hora y media de interesantes intervenciones y contenidos, en el tercer y último bloque le llegó el turno a nuestro compañero Pedro Díaz Burló, Socio y Responsable de Turobserver, que compartió mesa con José Juan Nebro Mellado, Presidente y Fundador de Gecor System, y Pilar Martínez, Redactora de Turismo de SUR, en el rol de moderadora.

Nuestro compromiso con el destino se traduce en su comercialización y distribución, su posicionamiento frente a la competencia, su promoción a través de workshops virtuales, servicios de auditoría y consultoría y un firme compromiso con la formación a los profesionales del turismo

Pedro Díaz Burló, Socio y Responsable de Turobserver

Tras las presentaciones de rigor, Pedro Díaz explicaba los motivos por los que la plataforma de smart data de Turobserver es una de las más completas a nivel de información turística: “somos una empresa consolidada a nivel mundial, puntera en web scrapping y monitorización de datos, y nuestra plataforma se nutre de una de las redes de información más amplias del sector… OTAS, webs de reputación online, plataformas de alojamientos turísticos, turoperadores, rent a cars, hoteles, etc. Y, además, datos oficiales generados por nuestros partners. Nuestro compromiso con el destino se traduce en su comercialización y distribución, su posicionamiento frente a la competencia, su promoción a través de workshops virtuales, servicios de auditoría y consultoría y un firme compromiso con la formación a los profesionales del turismo”.

El presidente y fundador de Gecor System mandaba también un mensaje contundente “lo que no es digital, no existe”, y sostenía firmemente que es perfectamente posible consolidar la “producción masiva personalizada”. José Juan insistía en la oportunidad que significa para el destino digitalizarse, para lo que encuentra necesario superar una serie de retos, como la implementación de una política de datos, atender a posibles nichos de mercado o “la creación de una app que englobe las 8 que actualmente necesita el turista para disfrutar del destino, que además interactúe con él y responda a la información que facilita, optimizando así servicios y la experiencia en general”.

Lo que no es digital, no existe

José Juan Nebro Mellado, Presidente y Fundador de Gecor System

Desde el punto de vista de Pedro, “la tecnología es clave para un destino”, pero matizaba, “no cualquier dato vale, existe una necesidad de socializar el dato, de hacer que llegue también a las pymes, y después, llevar a cabo un seguimiento del destino en todo momento para que nada falle”. Consciente del momento actual y sabedor de que muchas empresas turísticas han priorizado reducir gastos a la comercialización por falta de tiempo o de recursos, consideraba, sin embargo, que la etapa en la que se encuentra el sector, puede propiciar la oportunidad de hacerlo.

José Juan complementaba estas declaraciones añadiendo que, en todo caso, la definición clara de objetivos y metas es fundamental, porque un destino que tenga claro qué busca y qué datos son importantes para él, obtendrá resultados mucho más competitivos. A modo de conclusión, exponía que “el principio de sostenibilidad se va a imponer en el mercado y la tecnología se va a posicionar como elemento diferenciador”.

No cualquier dato vale, existe una necesidad de socializar el dato, de hacer que llegue también a las pymes, y después, llevar a cabo un seguimiento del destino en todo momento para que nada falle

Pedro Díaz Burló, Socio y Responsable de Turobserver

Preguntados por la eterna duda de qué ocurrirá en los próximos meses, Pedro consideraba que “hay que establecer objetivos alineados para salir mejor de esta crisis”, refiriéndose al consenso entre sector público y privado, y se unía a la ola de mensajes de esperanza del resto de intervinientes en la jornada, al sugerir que “después de este punto de inflexión, que ha significado tener cero turistas, el turismo va a cambiar, y la clave de la recuperación subyace en observar el mercado y responder a las oportunidades que pueden surgir, mantenerse preparados para el cambio, ser adaptables y utilizar aquellos conocimientos que nos hacen diferentes y competitivos”.

El turismo va a cambiar, y la clave de la recuperación subyace en mantenerse preparados para el cambio, ser adaptables y utilizar aquellos conocimientos que nos hacen diferentes y competitivos

Pedro Díaz Burló, Socio y Responsable de Turobserver

Por su parte, José Juan coincidía con Pedro y apuntillaba, definiendo el sector turístico, en constante crecimiento, como “una industria de futuro”, destacando la zona privilegiada en la que se encuentra, las acciones llevadas a cabo para “la creación de un destino más exigente, competitivo y con más profesionales, basado en la digitalización y aplicación de tecnologías”.