Sobre Booking Basic y otras novedades: aunque la OTA se vista de seda…

A estas alturas, todos conocemos bien el programa Booking Basic, por el cual la OTA ofrece el inventario de terceros, pertenecientes a su grupo (Agoda, Priceline, etc.), si de ese modo consigue poner a disposición del usuario final un mejor precio. Nada nuevo.

Sin embargo, lo que sí es novedad, y por novedad entendemos algo que no lleva demasiado tiempo en circulación y que, nos consta, se encuentra en fase experimental, es el disfraz a medida que le han confeccionado.

Sí, tenemos un topo en Booking, y se llama Price Seeker. Gracias a nuestra herramienta de control de precios, en su día, detectamos la llegada del Early Payment Benefit, y más recientemente, este cambio que ha experimentado Booking Basic, y sus posibles consecuencias en materia de monitorización de precios.

Encuentra las siete diferencias

En su renovado atuendo, que lucen solo en determinadas ocasiones (según ellos, mostrarse de un modo u otro, atiende a los patrones del comportamiento de compra del cliente), la llamativa combinación del negro y el naranja se reemplaza por una estética más discreta, en tonos azules suaves y textos en gris oscuro sobre fondos blancos, acompañada de un mensaje bastante explicativo que, sin tapujos, atribuye la oferta a una empresa colaboradora de Booking.com. Seguro que os suena. Además, como hasta ahora (esto no ha cambiado), el usuario es informado de las condiciones de la reserva: pago por adelantado y no sujeta a modificaciones.

Pero no nos tomaríamos la molestia de redactar un artículo solo porque Booking Basic se decante por un look más casual, en detrimento de su uniforme corporativo. De hecho, nos percatamos de las buenas nuevas al notificar una incidencia en uno de los informes periódicos de Price Seeker. Y es que la funcionalidad en cuestión, va de la mano de un pequeño retardo entre el primer precio que se muestra en pantalla y el definitivo, resultante de la oferta. Hablamos de solo uno o dos segundos que, mientras para el usuario son prácticamente imperceptibles, para los scrapers pueden constituir un quebradero de cabeza.

Alternativa a la estética habitual de Booking Basic

¿A qué se debe esta evolución de un producto tan asentado?

Sinceramente, no lo sabemos. Quizá, a que el término “basic” no termina de convencer, al dar la sensación de devaluar el producto. O bien a que la modernidad, implícita en la agresividad cromática original, provoque rechazo. O puede, sencillamente, que estén testando la eficacia de un mensaje más claro y directo, sinónimo de transparencia, para ver cómo lo encaja su público objetivo.

Lo que si parece obvio es que detrás de esta iniciativa se esconde la intención de dar con nuevas fórmulas para seducir a un determinado perfil de viajero, además de minimizar el impacto de herramientas de monitorización de precios que detectan y subsanan disparidades, a beneficio de la venta directa. Y si nos ha afectado a nosotros, es más que probable que también esté trastocando los resultados de vuestro proveedor tecnológico. Y lo que es peor, Booking es plenamente consciente de ello. Evidentemente, ya estamos trabajando en ello y es cuestión de días que sorteemos este inesperado obstáculo, pero no por ello queríamos dejar de alertaros.

Novedades en los pagos online

Con la entrada en vigor de la nueva normativa de pagos, Booking.com ha vuelto a dar con la gallina de los huevos de oro, materia a la que ya aludimos en marzo en nuestro artículo “Booking.com arranca 2021 pisando muy fuerte”. Tanto es así, que apenas un mes después del mismo, ya hay cambios relevantes en sus políticas de pagos, encaminados a facilitarle, todavía más, las cosas al hotelero y, de camino, asegurarse la gestión de los cobros. Una Una jugosa porción del pastel que les lleva a airear las nuevas condiciones en su Extranet, sin duda, más favorables para sus clientes, a modo de sugerente cebo. ¿Picaréis también vosotros?

  • Ahora los pagos online solo se efectúan con las Tarjetas de Crédito Virtual: es la solución con la que han dado para que el hotelero pueda cobrar las NRF en el momento de la reserva, anteriormente, principal handicap de esta modalidad de pago.
  • Reducción de la comisión de las tarjetas virtuales: han negociado con los bancos para reducir la comisión del 2-3% anterior al 1,96%. Otro argumento a su favor.
  • Muy pronto, también transferencias en tiempo real: en unos meses volverán a ofrecer la opción de cobrar sus pagos vía transferencia bancaria. Sin embargo, para entonces habrán terminado un desarrollo interno para que las NRF también se puedan cobrar, en el momento de recibir la reserva, a través de esta modalidad de pago.
Anuncio de las mejoras en las condiciones de los pagos online en la Extranet de Booking